En un entorno de belleza increible

El bosque ofrece el encanto de la naturaleza cubierta de nieve, a la vez que brinda su protección y nos crea una nueva sensación que hará inolvidable la vista.

Desde lo alto podemos disfrutar de un maravilloso paisaje de montaña.

Esquiar junto a nuestros hijos en medio del bosque… una experiencia inolvidable.

La ubicación y construcción de las instalaciones han sido cuidadosamente seleccionadas y estudiadas para la óptima preservación del espacio natural y el máximo confort del visitante

La Comarca

Se caracteriza por la presencia del “Bosque Subantártico” que es una formación forestal templada fría, sub húmeda a húmeda, localizada en las laderas de ambas vertientes de la Cordillera Andina. Entre Argentina y Chile, ocupa una superficie aproximada de 12 millones de hectáreas. Limita al Norte con la Provincia Fitogeográfica “Chilena” y al Este con la “Estepa Patagónica”.
Casi 50% del total de la región está cubierta por bosques espontáneos, con unos 375 géneros vegetales en una extensión de 30.930 km2. El resto corresponde a zonas de alta montaña, valles con pastizales, claros naturales, espacios destinados a cultivos, espejos de agua, campos de hielo, centros urbanos, caminos, etc.

El relieve de la región es pronunciado, en donde los valles tienen una altura promedio de 500 m.s.n.m. y están limitados por cordones montañosos de orientación N - S con alturas algo superiores a los 2.000 m.s.n.m (Cordón de Maitén, Cordón de Cholila, Cordón de Leleque, Cordón Esquel, Cordón Kaquel). Esta orografía controla el drenaje de los Ríos Chubut y Tecka (Cuenca Atlántica) y de los Ríos Percey, Esquel, Corintos y Corcovado (Cuenca Pacífica).

Los recursos hídricos de la Comarca de los Alerces están representados principalmente por los ambientes involucrados en la cuenca del Futaleufú-Yelcho. Esta cuenca es un sistema de vertiente Pacífica que se desarrolla, en el sector argentino, en una superficie cercana a los 6.800 km2. La cuenca involucraba originalmente 35 lagos naturales con una superficie aproximada de 314 km2 de espejos y lagos.

Desde el punto de vista climático, es una zona típica de precipitaciones invernales, con lo que se alterna un invierno lluvioso y con nevadas, que permiten la realización de deportes de invierno, con veranos soleados y secos, con alto riesgo de ocurrencia de incendios forestales y de pastizales.